Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 noviembre 2013 4 07 /11 /noviembre /2013 02:03

 

I

 

Y del Edén salía un río para regar el huerto, y de allí se dividía y se convertía en cuatro cabezas.  El nombre del primero es Pisón; éste es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro. El oro de aquella tierra es bueno; allí hay bedelio y ónice. Y el nombre del segundo río es Gihón; éste es el que rodea la tierra de Cus.  Y el nombre del tercer río es Jidekel; éste es el que va al oriente de Asur. Y el cuarto río es el Perat.

Génesis 2: 10-14 (lit.)

 

II

 

En 1650, Antonio de León Pinelo (1590 – 1660), que pronto serviría brevemente como historiógrafo y cronista general de las Indias, completó su Paraíso en el Nuevo Mundo (…) Especialmente en Amazonia podían encontrarse huellas del Edén. Aún ahora, en aquella región, la Naturaleza se mostraba más abundante y fértil que en ninguna otra, manteniendo una inmensa variedad de plantas, árboles y animales. Ante todo, la existencia de los cuatro grandes ríos, el Amazonas, el Orinoco, el Cauca o Magdalena, y el río de la Plata, que regaban el corazón del Continente, demostraba la verdad de esta tesis. Era una región que gozaba de “eterno verano y perpetua primavera”.

David A. Brading, Orbe Indiano, 225-6 (FCE)

 

III

 

Ríos, ríos,

Paraíso de los ríos,

agua pura de los ríos,

aguas turbias de los ríos.

 

Ríos, ríos,

Edén amurado en ríos,

verdes puros de los ríos,

verdes turbios de los ríos.

 

Ríos, ríos,

camalotes de los ríos,

peces áureos de los ríos,

paz argéntea de los ríos,

alba prima de los ríos.

 

Ríos, ríos,

Orinoco, Amazonía,

de la Plata magro y ancho,

Cauca misterioso, umbrío,

 

Ríos, ríos,

y allende el Paraíso,

furia breve el Biobío,

río Bravo del mexica.

 

IV

 

Ríos, ríos,

sangre turbia de los ríos,

carne pútrida en los ríos,

nunca, nunca cristalinos.

 

(Selvas de osamentas secas,

llanos de tumbas sin nombre,

huesas de infinitos huesos,

cielo alto, tierra enferma)

 

Ríos, ríos,

ya no el querubín flamígero,

coto ígneo a lo perdido,

sino infierno de los ríos.

 

Ríos de mensús flotando,

ríos de indios flotando,

ríos de niños flotando,

ríos de negros flotando,

rojos coágulos del río,

entre camalote y peces

van flotando por el río.

 

Rojo turbio Amazonía,

rojo turbio de la Plata,

rojo turbio el Orinoco,

rojo turbio el río Cauca.

 

Rojas manos de los dioses,

rojas manos de los hombres,

rojas manos los obispos,

rojas manos los milicos.

 

Ríos, ríos,

desde Pinochet a Stroessner,

de Videla a Ríos Montt,

de Trujillo a García Meza,

desde el Bravo al Biobío.

 

Ríos, ríos,

la blancura de la andina

nieve no lava estos ríos,

ni los bálsamos secretos,

ni la sal de las salinas.

 

Ríos, ríos,

cementerios de los ríos,

más acá de los infiernos.

más allá del Paraíso.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas