Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 enero 2013 1 28 /01 /enero /2013 23:44

 

norah-birges--Las-eras-de-Avila--temple-sobre-papel--1935.jpg

 

 

De existir Dios, sin duda esta plegaria de Francis Jammes fue escuchada y respondida. Tras el barroquismo del simbolismo y otros ismos franceses, Jammes (ya nos hemos ocupado de él en este blog) es un oasis de sencillez y pureza que los hispanohablantes nos hemos empecinado en olvidar o desconocer. Y sin embargo fue leído y admirado por Lorca y otros del ’27, quizás para curarse un poco de Góngora, y bellamente traducido por Díez-Canedo. En el área rioplatense, como era de prever, denostado por Borges y –sospecho- leído con fervor por Francisco Luis Bernárdez.

El texto pertenece a su poemario Le Deuil des Primevères y, dentro de él, al ciclo de Quatorze prières (1898). He traducido en alejandrinos sin rima.

 

 

 

PRIÈRE POUR ÊTRE SIMPLE


 
Les papillons obéissent à tous les souffles, 
comme des pétales de fleurs jetés vers vous, 
aux processions, par les petits enfants doux. 
Mon Dieu, c’est le matin, et, déjà, la prière 
monte vers vous avec ces papillons fleuris, 
le cri du coq et le choc des casseurs de pierres. 
Sous les platanes dont les palmes vertes luisent, 
dans ce mois de juillet où la terre se craquèle, 
on entend, sans les voir, les cigales grinçantes 
chanter assidûment votre Toute-Puissance. 
Le merle inquiet, dans les noirs feuillages des eaux, 
essaie de siffler un peu longtemps, mais n’ose. 
Il ne sait ce qu’il y a qui l’ennuie. Il se pose 
et s’envole tout à coup en filant d’un seul trait, 
à ras de terre, et du côté où l’on n’est pas. 
  
Mon Dieu, tout doucement, aujourd’hui, recommence 
la vie, comme hier et comme tant de fois. 
Comme ces papillons, comme ces travailleurs, 
comme ces cigales mangeuses de soleil, 
et ces merles cachés dans le froid noir des feuilles, 
laissez-moi, ô mon Dieu, continuer la vie 
d’une façon aussi simple qu’il est possible. 

 

         

ORACIÓN POR SER SIMPLE

 

 

Las mariposas déjanse llevar por cualquier viento,

así como los pétalos que de flores te arrojan

los dulces pequeñitos cuando las procesiones.

Mi Dios, es la mañana, y pronto la oración

asciende hacia ti con mariposas floridas,

cantos de gallo y golpes de los picapedreros.

Bajo plátanos donde las palmas verdes brillan,

en este mes de julio cuando la tierra estalla,

se escucha, sin ver nada, las cigarras chirriantes,

cantar, sin descansar, a tu Omnipotencia.

El mirlo inquieto, en negros follajes de las aguas,

intenta prolongar su silbo, pero en vano.

Ignora qué lo aburre. Se posa y toma vuelo

de golpe en línea recta como si fuera un rayo,

a ras de tierra y luego se pierde por completo.

 

Mi Dios, muy dulcemente, de nuevo hoy, reinicia

la vida, como ayer y como tantas veces.

Como las mariposas, como los proletarios,

como cigarras que tienen hambre del sol,

y los mirlos heridos en la fría hojarasca,

otórgame, oh mi Dios, el continuar la vida

de la forma más simple que eso sea posible.

 

Imagen: Norah Borges, "Las eras de Ávila"

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Traducciones propias
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas