Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 septiembre 2012 6 08 /09 /septiembre /2012 00:15

 

 

 

Untitled-2-1-.JPG

 

 

Es éste el texto más importante, y a su vez más difícil, deliberadamente hermético, esotérico, que conocemos de Francisco Ramos Mexía. Es, también, el único que dio a la imprenta, en forma de folleto, o al menos el único que ha llegado hasta nosotros. Obliga al lector a una paciencia infinita; no sólo porque la sintaxis es inusual, sino porque parece trastocar toda lógica, todo hilo; el castellano se mezcla con el latín, la puntuación es originalísima, forma y semántica parecen destrozarse adrede. Muchos que en su momento leyeron sólo este texto lo tacharon de obra de un demente; sabemos por otros escritos que Ramos Mexía era bien cuerdo. Pero aquí asume la voz del profeta, oracular y sibilina. En primera persona se dirige a su presente y su futuro; hace mística, pero también teología social y política.

El contexto histórico puede servirnos. Ramos Mexía ha participado del proceso revolucionario e independentista argentino, para ver ahora cómo las provincias se disuelven, la patria se deshace, y los indios, sus protegidos de siempre, son masacrados. Ha creído que Europa sería sustituida por América como manifestación de la renovación cósmica. Pero cree firmemente en la Soberanía de Dios ante todo, y en la igualdad de los hombres. Hombres que han sido traicionados por la Iglesia; como para después Kierkegaard, la cristiandad ha matado al cristianismo casi en su cuna. Ramos Mexía es milenarista; cree, como el cristianismo primitivo, en una segunda venida de Cristo, en una tierra regresada a su condición de Paraíso. Cree también en el mal radical que reside en el corazón del hombre (un eterno Caín), pero también en la capacidad de resurrección de una sociedad, que ejemplifica citando vez tras vez la visión del profeta Ezequiel, que contempla revivir miríadas de huesos secos (Ezequiel 37). Sólo que el partidismo (unitarios y federales en nuestro caso), las guerras civiles, la injusticia contra los indios, parecen hacer imposible la presencia de una sociedad preparada para ese acontecimiento escatológico.

Ergo, lo minuciosamente local se mezcla con un plano cosmológico; lo histórico con lo eterno; lo humano con lo divino. Con algo que nos suena a megalomanía, él mismo se erige en vicario del cambio. Acumula citas bíblicas en latín; condena, anatemiza. Es su hora de hablar, ¡pero de qué forma tan extraña! ¿Esperaba que alguien lo entendiese, o, profeta del desasosiego, sólo se habla a sí mismo? Quizás ambas cosas. De algo sí podemos estar seguros: creía fervientemente en lo que predicaba, y lo probó hasta la última gota del cáliz.

Hemos copiado el texto de la edición facsimilar reproducida por Clemente Ricci en la revista La Reforma, diciembre de 1913, publicada también como separata ese mismo año con el título de En la penumbra de la historia: documentación Francisco Ramos Mexía. He consultado la primera en la hemeroteca de la Universidad ISEDET; de la segunda poseo ejemplar personal. Se han respetado ortografía y sintaxis originales, incluso las evidentes erratas de impresión.

 

 

 

 

EVANGELIO

DE QUE

RESPONDE

ANTE LA NACION

EL

CIUDADANO

FRANCISCO RAMOS MEXIA

 

Est autem Deus verax, omnis autem homo mendax, sicut scriptus est; ut justificeris in sermonibus tuis, et vincas cum judicaris. Roman. 3.4.

 

----

AÑO

DE

1820

 

PROCLAMA DE LA PATRIA. Rom. 2.4.

1. Padre nuestro por el poder de tu padre. 2. Santificado sea tu nombre. 3. Venga á nos el tu reyno. 4. Llene la tierra tu mision, como a los cielos. 5. Danosle hoy la sabiduría. 6. Desata los concilios de la iniquidad, pues nosotros, como patriotas hacemos cuanto debemos. 7. Ni permitas que volvamos á la esclavitud, sino libranos de ella. Amen.

Revertens veniam ad te tempore isto… et habebet filium Sara uxor tua. Quo audito, Sara rixit post ostium tabernaculi. Gen. cap. 18. Roman. 11.4.

 

El mundo se viene abajo. Se desploma completamente el edificio de él. No tiene remedio en el arte de su arquitectura, ó en esa ciencia que se llama ó se conoce por fisiología. Es completamente inutil su reparacion; porque se ha soñado el carnicida de su administracion imperial, que la capa de la virtud, ó del vicio; la buena ó la mala intencion sobre la verdad, ó mentira, es ella misma la esencia del bien, y del mal; de la misma verdad, ó de la misma mentira. Estos son los iniquos, bobos, y verdaderamente mentecatos. Lacunza tom. 1.cap. 5.artic.2. Cum venerit quod predictum est, ecce enim venit, scient, quod Propheta fuerit inter eos. Ezceh. c. 33 v 33. Apocal, c. 10 v. 2.

El Omnipotente me ha mandado á vosotros, (qui sedet ad dexteran Patris) para que congregando á los principales de América, os prevenga, y anuncie lo siguiente. Apocal. c. 4. v. 2. Ecce sedes, et supra eam sedent. Luc. c. 19 v. 35. Yo soy el mismo orden, objeto propio y especial de tus padres: el orden para con Abraham : el orden para con Isac : el orden para con Jacob : cuya memoria debe seros eterna entre vuestras generaciones.  Convidandolos, y visitando á todos, me manifiesto ahora á vosotros, á la presencia de vuestra esclavitud, y de la tirania de vuestros gobiernos, y administracion, para daros la salud de la Patria en vuestra tierra buena y espaciosa, la tierra de la leche y de la miel, y la de vuestros propios enemigos los……á quienes arrojaré de ella por medio de asombros tan notables, que ni se han visto jamas en el globo. Exod. cap. 3.

No consiste el ser americano, en haber nacido en América, porque no todos los que han nacido en ella son americanos, y porque no solo los que han nacido en ella son todos cuantos pertenecen al ser de americanos. Non omnes qui ex Israel sunt, hi sunt israelitae. Roman. c. 9 v. 6; et 4 10.

La tirania vieja aun hubiera vuelto á prescribir en su actual temulencia, contra vuestra existencia fícica, de vuestra propia patria, en el mero hecho de no haber insistido con tezon contra élla con la naturaleza misma de vuestros derechos. Ab uno sensato inhabitur patria : tribus impiorum deseretur. Eclesiastici  16. 5. Ad Hebr. cap. 11. v. v. 19 40.

Pero el Omnipotente me puso la mano sobre el hombro en la víspera de suceder…… y quitandome el velo de la cara, ya no me he callado jamas. Manus autem Domini facta fuerat ad me vespere… et aperto ore meo non silui amplius. Ezech. 33.22.

Ea pues: hai teneis la vez, la época, ó la ocasión mas aceptable: a la vista, y á disposición vuestra está vuestro propio ser, y la salud de la patria. Ecce nunc tempus acceptabile: ecce nunc dies salutis. 2 Corinth. 6. 2.

Sin la unidad del gobierno no exîstireis, porque no hay patria. Ne fleveris. Apocal. 5. 5.

Patria solo hay donde hay unidad de gobierno: porque por este déficit traicionó Caín complotado, á su hermano Abel, y le ha habido muerto hasta aquí. Gen. 4. 8.

Patria es la union de voluntades para la conservacion de la naturaleza misma de las altas propiedades del individuo de su libertad é igualdad, inalienables, porque no hay un solo hombre perfecto, que deliberadamente consienta su despojo, preferentemente á su propio fícico ser. Si tu mano, tu ojo, ó tu pierna te escandaliza, os previene el evangelio Maith. 18. 8. arrancatele, y arrojale.

Pues es absolutamente indispensable tener presente, que evangelio quiere decir, la noticia, ó la luz, ó la ley del gobierno de Dios sobre los hombres en la tierra, donde debemos esperar la repristinacion del Paraiso, cuyo geroglífico fué el templo material de Salomon, espectable á la vista de los inteligentes, en cuyo caso estamos.

Compatriotas, esta nuestra propia tierra fue la de nuestros padres, donde Noé fabricó el arca contra la segunda novedad en nuestro globo. Tercera y cuarta debemos esperar. A su tiempo vereis las pruebas, y la confesion de la parte contraria.

Esta tierra os quisiera hacer aborrecible la unidad del gobierno, cuando mas le necesitais contra ella misma! Pero sin la unidad de gobierno no hay federacion, porque solo hay federacion donde hay patria. Todo lo demas es lo que se llama partidos: sean grandes ó pequeños, sean ó no lo que llamais Naciones, 1. Reg. 5. 6.

Americanos! No abandoneis jamas con impunidad vuestros altos derechos. Roman 10.7. Deut 30. 12. á las facinerosas redes de las personalidades electorales en cuantos pretenden ser vuestros representantes, sino conoceis primero esos vuestros derechos:  quomodo autem andient sine predicante? Ib. v. 14 para cometer su conservacion, y exâltacion á ese en quien la mano del Omnipotente esté con él, y que la obra de la salud de la patria no dependa de ninguna personalidad, sino de la naturaleza misma. Ut sublimitas sit virtutis Dei, et non ex nobis 2. Corinth. 4. 7. Exodi cap. 5. Joan. cap. 15 Ap. 12.

Entre las vaciedades de vuestro destino, siempre ha interpelado el mundo viejo á una soberania imposible y quimerica á la naturaleza misma de vuestra representacion individual, y de invencibles preocupaciones. Mich. 5. 2. gen. 2. 15 et 3. 23. Imposible, y quimérica, porque cada individuo representa naturalmente á su individuo, y nada mas; máxime no habiendo un pacto de asociacion, lo qual tambien es un imposible concebir como sea posible que suceda con legitimidad pues pensarlo es una formal idolatria, ó adulterio. Exod. 20. 12. Isaias 10 10. Prov. 6. 1. 8, 2. 16. 3. 2. et 5 20. Roman 73 [sic]. et 13. 12.

¿Por qué? Porque asi como tenemos padre y madre bestialmente, debemos tener padre y madre racionalmente, ó de un modo moral; siendo este padre Jesu-Cristo; y esa madre la Iglesia verdadera, ó la patria verdadera. Sicut Christum caput est Ecclesiae; ipse salvator corporis ejus. Ephes. 5. 23. Matt 15.

Americanos! Ecce ecce el pecado original. Pues por haberse contraido nuestros padres á procrear hijos, antes que hubiera dado á luz la madre Eva al rey natural, como lo dió la Virgen Maria, por eso mismo fueron arrojados del Paraiso, en virtud de la primera novedad en el exe, ó la colocacion de nuestro globo, para que ni fueran eternos los gigantes de la Babilonia, ni los buenos tampoco dejáran de sufrir hasta cierto tiempo. Adae vero dixit: quia audisti vocem uxoris tuae, (Id est: phisoilogice et realiter seu secundum quid) et comedisti… in laboribus concedes ex ea (Id est ex tenebris) cunetis diebus vitae tuae… Donec revertaris in terram, de qua sumptus es, quia pulvis es, et contra pulverem reverteris. Gen. 3. v. v. 17 18 19. Ecclesiastici. c. 24 v. 34. y siguientes.

Ocurramos á la posesion, y preguntemos ¿con cuál ley hubiera castigado el sábio Adan, en su familia, el fratricidio? Nequaquam ita fiet: sed omnis qui occiderit Cain septuplum punietur. Gen. 4. 15. Por qué? porque el derecho de igualdad no daba para nada de eso: sino que debió dar parte de la voluntad del Criador el vacio, ó la necesidad de la Encarnacion. Nuestros padres creyeron, persuadidos de que no se podia morir: Nequaquam… Gen. 3. 4. y ahora nadie se persuade, como no se puede morir. Luc. 17.21.

Soberanía, imposible y quimérica repito, porque si todos sois naturalmente soberanos; luego naturalmente no lo es ninguno. Prov. 29. 26. Sap. c. 2. v. 12 16. Y si ninguno lo sois soberanos ¿en qué consiste el paralogismo de esa vuestra soberania? ¿A qué siempre interpelan, siempre a favor suyo y en su auxilio, y nunca jamas en obsequio vuestro? Sepulchrum patens est guttur eorum, linguis suis dolose agebant: venenum aspidum sub labiis eorum. Roman. 3.13.

Ningun Soberano es, ni puede serlo, naturalmente esclavo, sea como fuere porque en el mero hecho de serlo, pierde su soberania. Ne dixeris in corde tuo…..¿qui descendet in abísum, hoc est Christum á mortuis revocare? Roman. 10, 7. No estemos á hechos, estemos al derecho. ¿Ha sucedido lo que hemos visto en sentido contrario, y que defacto ha sucedido? Multi tiranni sederunt in trono et insuspicabilis portavit diadema. Ecclesiastici. c. 11. v. 5. Rom 15. 4.

Una muy miserable experiencia os patentiza vuestra esclavitud, luego esa misma os debe conducir á la demostracion y cálculo de que no hay tal soberanía en vuestra representacion, en el mero hecho de no poder dejar de ser esclavos.

¿Por qué? Porque vuestra sublimacion debe ser como la mia propia, et virtutis Dei et non ex nobis; conociendo solo asi de esa manera, y no con las ulteriores novedades, la necesidad de la encarnacion misma, y el tamaño con que ha cundido el pecado original. Luc. c. 16. v. 17. Insensibles vuestras entrañas contra la punta misma de una espada semejante, eternamente quisiera Cain vivir complotado contra Abel, y sino lo fuera imposible delante de la recta razon, eternamente vierais el vapor de los nacidos, y la lluvia redundante de los muertos. Estupenda contrariedad con la base misma de la creacion! Quoniam Deus creavit hominem inexterminabilem… Invidia autem Diaboli, mors introivit in orbem terrarum. Sapient 2. 23. et 12. 10. Prov. 13. 14.

¿Por qué? Porque la naturaleza misma debe conspirar contra el hombre perverso, é inutil, Deut. 18 22. asi como á favor de la patria debe cooperar toda ella en nuestro favor. Scimus autem quoniam diligentibus Deum (el orden) omnia cooperantur in bonum: iis qui secundum propositum (las armas de la patria.) vocati sunt sancti. Roman. 8. 28.

¡Abel! ¡Abel! ¿En donde habeis encontrado la libertad de esa soberanía? ¡Caín! ¡Caín! Tu tambien conoceis la libertad! Pero ¿cuándo, y como se te ha conocido, ex opere operantis, el ejercicio de vuestra libertad? ¿Por qué no? Porque has debido vivir prófugo, y vago característicamente, et phisionomice como los ratones: ni debiais recoger un fruto aun de vuestro trabajo util, natural, ó benéfico. Gen. c. 4. v.v. 12 14. 1. Regum cap, 5. v. 6. Uno oprimido de las violencias, y el otro asústado, ecce ecce, el origen de las guerras, y de los partidos, sean grandes ó sean pequeños: Hai está Babilonia. Joan. 6. 41.

Séres infelices! Habeis conculcado con vuestros partidos el mas alto decoro, y la decencia misma original de vuestro Criador. Omnes declinaverunt, simul inutiles facti sunt, non est qui faciat bonum non est usque ad unum. Roman. 3.12 Prov. 12. 18. Ecclesiastici. 39. v. v. 35. 36.

La revolucion del mundo no se cura ahora con partidos ningunos. Ella es efecto natural de las ferruinaciones mismas feroniacas de ese propio estado de redundancia. ¿Non ne si bene egeris, recipies; sin autem male, statim iu foribus pecaatum aderit? Gen 4. 7.

El bien, y la felicidad es naturalmente infinito. Hay está el universo. Gen 2. 1. Sapient. 7. 14. Pero el mal ha debido tocar el término horrible, é insufrible de la presente desesperacion, y aturdimiento, para que su experiencia sea ella misma la que constituya el angel custodio del Paraiso, á que debeis esperar con vuestra propia generacion. Dominus Deus colocavit ante Paradisum voluptatis Cheruvim et flameum Gladium atque versatilem ad custodiendam viam ligni vitae. Gen. 3. último.

Reparad aquí mismo, americanos, en este mero hecho que teneis á la vista, delante de vuestros propios ojos, la libertad, é igualdad en su propia cuna! Ecce Abam quasi unus ex nobis factus est sciens bonum, et malum ib. v. 22. O Altitud divitiarum Sapientiae, et scientiae Dei! Roman 11.

La naturaleza misma de las circunstancias ha como fomentado mi lengua, considerada á su propia trina dimencion de longitud, latitud, y profundidad, como la esencia de todos los cuerpos del universo. Terra cum induxero super eam gladium, Ezech. 33. 2. et tulerit populus terrae virum unum de novisimis suis, et constituerit…et reliqua. Joan 14. v. v. 16 17 y 18. Luc. 1 desde el 68 hasta el 79. Matth. 23 v,39 Marc. 10 v. v. 43. 44.

Generaciones espantosas de flanmasones, fracmasones, y masones!... qui dederant quondam formidinem in terra viventium! Ezech. 32. Vosotros os habeis atrevido á separar á leyes de la naturaleza! Unde bella et lites in vobis? Nonne hinc? Ep. c. Jac. Ap. c. 4. Ni aun mano sobre mano podeis ser inocentes. Prov. c. 11.21. Pueblos! Por la nomenclatura latino-romana, gazetas quieren decir vinos preciosos: se entiende que para su comisiacion. Exod. 20. 5. v. calep. pag. 1159 1y gasetum.

¡Castas de Cain! Habeis hecho inutil la Encarnacion. La obra grande de la misericordia del Criador? ¿Asi lo creis? No: no. Operibus credite. Quia si haec tacuerint, Lapides clamabunt. Matth. 27. 8. Actor [sic] 1. 20.

Americanos!  No les es dado precipitaros ellos á vosotros consigo mismos, porque mi lengua, y vuestros intereses son inextinguibles: su valor es nulo. Y porque en mis manos está el poder, y la fuerza: porque el que es, me ha enviado á vosotros. Qui est missit me ad vos Exod. 3 14. Pero me guardaré muy mucho del abuso. Non quasi crudelis suscitabo eum… Non parcam ei, et verbis potentibus, et ad deprecandum compositis. Job. cap. 41.

Compatriotas! En esta nuestra propia tierra fueron garantidos nuestros padres, Adan, y Eva, de haber de llegar el caso presente, donec revertaris in terra de qua sumtus sum, de levantarnos contra la tierra, contra la carne, y sangre, ó contra el viejo mundo. Contra pulverem reverteris et si pulvis ego. Gen. 3 19., con las concordancias de la vulgata: esa misma que quince siglos de hierro, y temulencia, no pudieron destruir. Amice quomodo huc intrasti non habens vestem nuptialem? Matth. 22 12.

No ha sido inutil la mision del hijo unigenito del padre, cuya obra en grande es borrar el pecado original. No suponed el tamaño de la astucia de la serpiente, cual querrais concebir. (Serpiente se deriva del verbo serpio.) ¿Es incalculable? ¿No es posible calcular su enormidad, ó plantel, el hombre ignorante, preocupado, escaso, y limitado? ¿Es lo de este carácter todo pueblo de la tierra, desde que se encastillaron la Diadema Barrones tan falminiosos? Luego ha sido necesaria la encarnacion.

¡Ossa Arida! Audite verbum Domini! Ezech. 37 4.: ¿Está a los alcances del pueblo el conocimiento, y preservativo de tal serpiente? Luego contemos ya con el hecho de haber de borrar el pecado original… Quid ultra addere potest David Paralipom 1ª. 17 18.

 ¿Y quién no conoce á la serpiente, si el pecado le tiene en la cara? Gen. 4. v. 7.

¿Y quién conoce al hipócrita vestido de la capa de religion, ó de la ley? ¿Sabe el viejo mundo lo que es religion? ¿Sabe el pueblo, que cosa es ley, para que se libre en este y el otro rango de los hipócritas: rangos tan contradictorios con la patria, la federacion ô el Paraiso de Dios? Ecce ego ad te God… Ezech. 38. Lacunza tom. 2. pag. 104. y siguientes.

Estos son aquellos doctores y legisperitos, que habiendo recibido, y teniendo en sus manos las llaves de la ciencia, ni ellos entraron, ni dejaron entrar á otro. Ve vobis legisperiti… Del mismo autor pag. 55 de su discurso preliminar.

Hay está, americanos, la interminable duracion de vuestras cadenas! Sic vos non. vobis fertis aratra Boves. Hay esta ciudadanos el cetro de hierro de vuestra soberania. Sic vos non vobis melificatis Apes. Lacunza tom. 1 pag. 442 hasta el fin.

Aun la misma promulgacion de americanos; y mucho mas la de ciudadanos lo es tan vacia, cuanto lo es la patria misma, si el pueblo no conoce la ley. ¿Ni como se ha de conocer, si no hay quien enseñe? Et quomodo predicabunt, nisi mittantur? Rom. 10 15.

¡Oh! ¡Si habria de saber muy bien el pueblo todo cuanto debe, si los hipócritas no hubieran confundido, y ocultadole por clara y expresa profesion los tesoros infinitos de vuestros padres, y de nuestra madre! Pueblos! ¿Para que os han servido los congresos? Apoccal. c. 12. v. 4.

O conociais vuestros derechos, ô no los conociais? Si no; porque habria prescipto la tirania vieja contra vosotros: y si los conociais por vuestro propio delito delante de la patria. ¿Num custos fratris mei sum ego? Gen. 4. 9. Luego yo solo he prescripto como los unos en favor de los otros con los derechos de nuestro padre, y de nuestra madre, mundus ego sum á sanguine hujus Dan 13. 46.

Ciudadanos vuestros padres os llaman: la patria os recuerda con leyes. Non induetur mulier veste virili; nec vir utetur veste faeminea: abominatio est apud Deum. Deut c. 22. v. 5.

Juan en su capitulo segundo nos asegura in verbo Apostoli, que al acercarse la época famosa del tránsito, ó pascua del celebérrimo presente Abel (porque su sangre clama ante el Criador desde la tierra) con la ocasion de presentarse el paraclito en el propio templo que encontró de él a las diferentes castas de negociantes de que se compone la procazeria de Cain, en su virtud que habiendo hecho una cosa como ramo, ó azote, de varios y de diferentes ramales de la escritura de la verdad, que halló entre las manos de los negociantes, que halló entre las manos de los negociantes, á todos los expelió, sin dejár ninguno en el templo, arrojando de él á la memoria del domingo siete, y repristinando la delicada ley del sábado, de lo voluntad del Criador. Zelus domus tuae comedit me. v. calep. pag. 1186. li. Proverbia.

Entonces los huesos aridos de Ezechiel repusieronle al Paroclito. ¿Y qué señal nos das tu de que cumplirás unos encargos tan preciosos? (Esa reposicion es tan honorable en el evangelio que el mismo Juan asegura cap. 1. ecce vere isrraelita, inquo non est dolus cum esset sub ficu: y el Apostol, remitiendose al Profeta Isaías aprueba esto mismo roman. 10.8. Prope est verbum in ore tuo, et in corde tuo, hoc est verbum fidei quod predicamus.) Respondioles Jesus estas dos palabras, ó dos verdades: 1.a. solvite templum hoc, et tribus diebus excitabo illud. Ille autem dicebat de templo corporis ejus que es la segunda verdad.

Huesos aridos audite verbum Domine! La señal ficica, ó material que se cumplió en aquella ocasión, con motivo de la primera venida ficica, ó materialmente, se redujo á la muerte por tres dias, para que su pública resurreccion hubiese de haber dado á las naciones el espíritu público; roman. 12. 2. Heb. 8. 8. Asi como se lo dio a la Iglesia primitiva, y con ella, y en ella a cuantos han querido abrasarle ex omni tribu, et lingua, et populo, et natione. Pero esta es la Sion ó la hermosa Susana. contra la que han sido tantos los testimonios sacrílegos de viejos tan nefarios. Esta es la patria. Y si no lo es, ecce ecce solvite templum hoc: ó de no operibus credite.

Pero la señal moral, (la terrible contra quien nada tiene de patriotismo en la patria) con que debemos contar en su segunda venida virtuosa, ó en espíritu de vida, ó en gloria, y magestad, juzgando á vivos, y muertos, y que todos lo juzguen á él, ut justificaris in sermonibus tuis, et vincas cum judicaris, está reducida esa señal en su segunda parte, á que despues de haber dispersado estas castas á la propia Iglesia de Cristo, completamente á cuanto ha estado de parte de ellas; despues, repito, de tantos arroyos de sangre, debo yo propio restablecerlo con la plenipotencia conveniente de su poder, solvite templum hoc, despues de los tres años presentes (Pet. 2. 3. 8.) de la presente predicacion de Elias (Petrus offensionees, et escandali:) pues el evangelio nos interpreta tambien, Collos. 1. 24., que el cuerpo de Cristo es la Iglesia, la que debe materialmente resucitar, al cabo de tantos siglos de muerta. Solvite templum hoc… et reliqua.

Huesos áridos! Audite verbum Domini. Si no hay Iglesia, no habreis patria. Si no hay patria perecerá toda carne. Ecce ego mittam vobis Eliam Prophetam, antequam teniat Dies Domini magnus et horribilis. (Dies irae, Dies illa ad vet seclum in fabilla…) et convertet cor patrum ad filios, et cor filiorum ad patres eorum: ne forte venerrim, et percutiam terram anathemate. Malach. capítulo último.

Americanos! Quien todo lo tiene, algo siquiera puede perder. Pero quien nada tiene entre vosotros ¿qué pierde? ¿Nun custos patris mei sum ego? Cain! vagus et profugus eris super terram. Gen. 4. v. v. 9. 12. Joel. 2. 25. En fin os remito á mis anteriores memorias del 6 de Junio, 29 de Septiembre del año pasado de 1819 y 29 de Marzo del presente.

Establecimiento de Mira-flores á 28 de América de 1820. –

FRANCISCO RAMOS MEXIA.

 

COMPENDIACION

Es tanta la magnecia de nuestro globo con los del universo, cuanto la de éste con la sabiduría; ella con la patria; como la patria con el hombre. Pero no con uno si, y con otro hombre no, sino con todos en virtud del derecho original de igualdad.

Asi es que para la inteligencia de la peticion quinta del padre nuestro yo no he pensado mejorar las expresiones del Apostol Matth, c. 6. v. 11. cuyo sagrado lenguaje es uno mismo en la Escritura desde el v. 19 c. 3. del gen., in sudore vultus tui vesceris Pane, que es la ley original: sino que siendo mi ánimo destruir la mas aturdida preocupacion, me ha parecido lo mas oportuno traducir el  pan nuestro sobre substancial danosle hoy, en esta otra danosle hoy la sabiduría; pues ese mismo adjetivo sobre substancial es una agregacion del evangelista para preservativo de la materializacion del pan verdadero pues del sábio es todo. Dixit que Deus ecce dedi vobis…. universis quae moventur in terra, et inquibus est anima vivens ut habeant ad vescendum. Et factum est ita, vidit que Deus cuncta quae fecerat, et eran valde bona. Gen. 1. v. v. últimos. Por sentado: que siendo toda la creacion perfecta, y muy cabal en sus rayas, ó límites; y que les dió a los animales todo lo conveniente: á las bestias el pasto espiritual para su vida; á los hombres todo todo con el pan nuestro sobresubstancial, ó la sabiduría. Pero con tantos y tan grandes trabajos, cuantos son los que indican el sudor de la frente de cada individuo; porque por el propio derecho de igualdad nadie debe comer del trabajo ageno, sino por misericordia en caso de necesidades irremediables del mismo necesitado.

Tulit ergo Dominis Deus hominem, et posuit eum in Paradisso voluptatis, ut operetur et custodiret illum Gen. c. 2. v. 15. En primer lugar Dios dispuso que Adan conservase el Paraiso entre sus generaciones; y que su conservacion fuese obra de la libertad por medio de un trabajo, para que la conservacion en cuanto debió estar de su parte fuese una propiedad suya. En segundo lugar siendo constante que in universis in quibus est anima vivens habent ad vescendum, como está dicho, por tanto, despues que la Virgen Maria llenó el deficit de nuestros padres, y el rey natural por la suya cuanto habia que esperar, debemos contar su virtud de la constitucion del Criador con un nuevo Paraiso, y un nuevo Adan, pues de lo contrario caeriamos en el error muy craso de no haber sido completo, y perfecto, cuanto estuvo criado en sus mismos fundamentos: y cuando por el contrario el espíritu de Dios nos asegura. Ecce Adan quasi unus ex nobis factus est sciens bonum et malum. Gen. 3. 22.

Contestor enim  omni audienti verba prophetiae libri hujus, si quis aposuerit ad haec… Et si quis diminuerit, auferet Deus partem ejus de libro vitae : et de Civitate sancta… Dicit qui testimonium perhibet istorum….. Gratia Domini cum omnibus vobis Amen Apocal c. et v. v. últimos.

Fecha ut supra en el año del diluvio universal de 4777. –

FRANCISCO RAMOS MEXIA.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Ensayos
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas