Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 septiembre 2013 4 26 /09 /septiembre /2013 04:10

 

 

 

 

 

Poco a poco fue llamando a olvido

 

a los recovecos de la casa de su padre;

 

después al rostro de su padre,

 

y a la voz de su madre, hecha de pocas cosas,

 

siempre crueles, como una letanía.

 

Y después se despidió de los aromas

 

de la piel de su primer amor,

 

de su segundo amor, de esos amores

 

que algún día creyó quintaesenciados,

 

meritorios de atesorarse en redomas de alabastro.

 

Y de los instantes que había juzgado dignos de ser amonedados en símbolos preclaros,

 

y de los libros rotulados

 

de imprescindibles;

 

supo

 

que sus propios versos no lo salvarían, ni trastocarían el mundo más que la muerte de una libélula;

 

y renunció a sus versos, a la carga de los manuscritos,

 

de la letra ilegible,

 

de la letra de molde,

 

de los cenáculos y de los contubernios

 

donde los poetas se aplauden, melifluos, y se odian para siempre.

 

Olvidó al Dios de sus manos infantiles,

 

y a los anchos mares de las mitologías más postreras,

 

y a los tratados que niegan a los dioses,

 

y a los tratados que niegan a los hombres.

 

Renunció a la utopía

 

y también a sentir que las concatenaciones

 

de los hechos respiraban misteriosos complots de providencias, hadas madrinas, estrellas conjuradas, manía protectora de deidades pendientes de sus mínimos actos.

 

Renunció a renunciarse,

 

y se dejó fluir por las magras oficinas,

 

por el tecleo anónimo, por las horas fichadas,

 

por las rencillas ínfimas, por los sucesos ínfimos,

 

por los ínfimos y tesoneros odios,

 

por el ínfimo y tesonero amor.

 

Se dejó fluir por los semáforos,

 

por las avenidas, por el smog, por el pánico de los embotellamientos.

 

Se volvió un hombre gris,

 

se sintió liberado del cotillón dorado con el que un día planificó sus días.

 

Tomó dosis de loto en pequeñas cápsulas,

 

noche tras noche, semana tras semana;

 

jamás su olvido le permitió olvidarlas:

 

en ese trozo de memoria terca

 

se intuyó todavía

 

un ser humano.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas