Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 febrero 2011 2 01 /02 /febrero /2011 22:51

 

 

 

 

mapplethorpe.jpg

 

 

 

 

 

Ni en sueños has soñado con Hibernia,

la última Thule del ancestro.                                                                                                   

Pero tu cuerpo,

más allá de los blancos cementerios,

o en la humedad de un rancho o una mirada

hacia los acantilados del Atlántico,

conquistó el perfil, los ojos zarcos,

la dura flexión de los vocablos,

para ahuyentar al gaélico y apenas

acunar esa otra periferia,

un castizo español barbarizado.

 

Pero tu cuerpo,

si despertó a vírgenes y a putas,

si se huyó de tu padre y de tu madre,

si se ancló a esa mujer de rasgos toscos

-a su inútil reprensión,  su hipocondría,

a su inútil escabel de la jaqueca,

a la cerca que mil veces quebrantaste-,

regresó a las orgías y a los rostros

anónimos – como el gaucho tenaz o el viejo brujo

en las danzas de la fertilidad.

 

De otros sueños

no pudiste esconderte, pues buscaste

a un Dios punidor que te enclavara

en casillas de castidad, y alivio

a los deseos multiplicados, vanos

intentos de hallar valla a la cutícula.

 

Engendraste y odiaste y recelaste

de aquella hipocresía que intuías.

Clavaste maderamen en mis muros,

estantes de los libros ilegibles,

y no fuiste insensible a los crepúsculos,

ni al silencio ni al milagro de la música.

Ni a ese reto que por lustros negaste,

con temor y rencor: el del amigo.

 

Porque un día –no fue descubrimiento,

sino apenas dar esclusas al deseo-

hallaste que eran dulces los abrazos,

cercanía de los cuerpos masculinos.

Triplicaste el beso y la caricia,

el ardor y el sudor, te detuviste

allí donde la culpa no podría

soportar el recuerdo en la mañana.

De tu cuerpo de luces, albo cuerpo,

de tu cuerpo de sombras y penumbras,

yo bebí el néctar que embriagaba,

que traía locura y más locura.

Porque aullar y esperar, y tan en vano,

era sólo un disturbio provisorio

-aunque a mi umbral tus huellas fueran tantas,

aunque siempre la excusa de encontrarnos.

 

Me fui con la ceguera del que sábese

nacer a la demencia y no la entiende;

demencia fue buscarte, subrepticio,

en el frustrante azar de las esquinas.

 

(Quién hubiera resistido tu adulterio,

quién la hosca hecatombe del deseo

llegando hasta su límite y al páramo

más allá de sí mismo).

 

Me fui con la ceguera

para mirar más claro, para huirme

a la Hibernia del pretérito y la infancia.

Te quedaste ascendiendo los peldaños,

añadiendo rincones a tu casa,

quemando, como yo, tantos objetos.

 

Contraté al sabio nigromante,

soporté la extracción de la locura,

esa piedra miliar; me fui de viaje

en la nave de los locos; llegué a tiempo

e hice escala en la piel de la cordura.

El orbe sublunar, todos los roces,

todo el tacto perdiendo tu epidermis,

tu rostro afeándose en el tiempo,

tu cuerpo dislocándose en un herpes

desde tu genital a tus clavículas.

 

El tiempo amonedó todas las noches

y no puso reparo a las tinieblas.

De tu Hibernia apenas si entre brumas

un rostro con las señas de la muerte.

 

 

Dolores, enero de 2011.

Imagen: White Gauze, de Robert Mapplethorpe  

 

  

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Sofía Serra Giráldez 02/02/2011 12:44


Hola, Juan Carlos.
Me gusta tanto tu poesía, mientras más leo más me gusta si cabe, que no se me más que decirte eso ...es difícil de verbalizar. Normalmente cuando algo me gusta me quedo sin palabras, o no las
necesito si se quiere, no las busco. Sé el por qué puede resultarme especialmente atractiva tu forma de componer, pero eso me da igual como lectora disfrutando. No deseo análisis sobre lo que me
llega completamente, a no ser que ese algo lo necesite en su defensa por algún motivo.
Pero tu poesía se defiende por sí misma, estoy segura.
Ojalá pueda ver pronto algún libro de poemas tuyos, aunque sepa, si no me equivoco, que tu novela está compuesta en verso.
Te dejo un afectuoso saludo


Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas