Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 abril 2011 3 27 /04 /abril /2011 19:47

 

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8a/Juicio_castigo_hijos.jpg

 

Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a los colaboradores, después… a sus simpatizantes, enseguida a aquellos que permanecen indiferentes, y finalmente mataremos a los tímidos.

Ibérico Saint-Jean, miembro de la dictadura argentina 1976-1983

 

 

 

                                                                                                         ולא תורד שׁיבתו בשׂלם שׂאל

Y no dejes que sus canas bajen en paz hacia el Seol.

2 Reyes 2:6

 

 

No es que queramos vaciar sus geriátricos de lujo,

ni que hayamos esperado tres décadas para verlos tan débiles

de modo que sus palabras no nos asusten; no nos reímos de su senilidad,

de sus apoplejías o de sus alzheimeres; no nos disgusta ya

que repitan las muletillas de odio que fraguaron en discursos en mal technicolor.

Pero, señores asesinos,

ustedes sí vaciaron demasiadas cosas; por ejemplo,

vaciaron úteros literales y abrieron el vientre de la tierra

para ofrendar víctimas jóvenes a Moloc;

ustedes ya eran sordos cuando no se inmutaban ante los gritos de los torturados,

ustedes ya eran mudos cuando las madres rogaban por sus hijos,

ustedes taladraron cunas, establos, retablos, historias, universos.

 

No es que queramos trasladarlos en masa a cárceles comunes,

ni mucho menos deseamos que allí los sodomicen;

es cierto que no son sitios aptos para redenciones.

Pero de ustedes, señores asesinos,

sospechamos que son irredimibles;

y sin embargo aún la cárcel es una concesión de lujo:

porque ustedes creyeron que jueces, abogados y leyes

eran obsoletas antiguallas;

prefirieron los sótanos de sus torturaderos sórdidos,

la capucha, la picana y un larguísimo etcétera,

un etcétera tan largo que incluye a las fosas comunes,

los lechos de los ríos, o el seno del mar que a veces se equivocaba y regurgitaba en las costas,

para horror de turistas que nada preguntaban,

para trabajo extra de los sepultureros de NNs.

 

No es que queramos alejarlos del calor del hogar,

ni mucho menos poner mano sobre sus sólidas fortunas;

ni siquiera clausuraremos los lujosos panteones que heredaron de sus rancias estirpes;

a diferencia suya, les permitiremos ser enterrados con nombre y apellido,

y hasta con imágenes de cristos y vírgenes en cuyos nombres tan piadosamente masacraron,

y hasta con los colores patrios que vendieron con el beso de Judas;

porque si bien ustedes separaron amantes,

hermanos, padres, hijos, y traficaron con niños,

y vaciaron la noche de cualquier esperanza,

sin embargo merecen un estrado y un traje

-jamás pretenderemos que los juzguen desnudos,

ni pondremos los voltios en sus genitales muertos-;

pueden hacer uso de perfumes franceses o de pañales geriátricos,

o psicotrópicos que eviten pesadillas recurrentes.

Pero eso sí, señores asesinos,

no nos exijan más bondades;

todavía no podemos con nuestros propios duelos,

y está muy bien aquello de amar al enemigo,

pero, ¡ea!, todo tiene su límite.

 

 

Buenos Aires, abril de 2011

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas