Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 enero 2013 2 08 /01 /enero /2013 23:22

 

 

 

 o_aleijadinho.jpg

 

Fue en Córdoba (en la otra Córdoba) donde Don Luis (el otro Luis), lo hizo.

El otro Luis (el otro-otro), transportado por Ninfas, no hubiera reconocido a esta Córdoba otra, aldea miserable de adobe y desguace, sin glorioso pretérito mozárabe o bético.

El otro Luis (el otro-otro), no hubiera reconocido para sus endecasílabos laberínticos los raros nombres de una raza que quizás habría asimilado a los escitas u otros bárbaros. ¿Qué hubieran podido decirle chaco, calchaquí, charcas, tucumán, pampas?

Por cierto que no estaban ni en Terencio ni en Ovidio. Ni en la India de la Roma epigonal. Ni en anales de su Córdoba otra-otra.

Plantar nombres hispánicos, sembrar Córdobas aquí, Granadas allá, La Riojas acullá, vaya barrabasada de astronautas neófitos ante el nuevo-planeta-de-lo-desmesurado.

Acá un río con la anchura de un mar. Allá una planicie que da vértigo. Más allá unas montañas que dan vértigo (¿qué son los Pirineos, los Cantábricos, los propios Alpes ante Esto?), un vértigo como el de un verso de Don Luis (el otro-otro), de Soledades.

Pero Don Luis el otro jugó a ser el otro-otro. A su aldea misérrima la llamó Babilonia. Se conformó con céfiros y austros para hablar del zonda y del pampero, esas bestias temibles. Indiano a pesar suyo, dejó escapar algún vocablo en el que aún nos reconocemos. Sólo eso.

Supo del quechua; sus abuelos hijosdalgo-hijosnada no despreciaron virgos paganos. Supo de otras lenguas de indios esclavizados que en alguna revuelta él mismo masacró. Supo del África: negrero fue. Pero en sus versos olió flores que no vio en su vida y escuchó pájaros que solo cantaban en sus libros. Los pobló con doncellas de la Arcadia, teniendo a sus pies una llanura que a Pan mismo hubiera humillado.

Creyó que sus pecados pasados eran inmensos. No las masacres sino sus hábitos de adúltero y de arduo habitador de lupanares. Se metió a fraile. Se flageló con cuerdas y con asonantados. Y con octavas reales.

Cantó a Santa Rosa. Cantó a Santa María. Pobló su senectud de vivos mártires  y de mitologías mutiladas.

Pudo cimas. Pero también lentitudes como las de Berceo.

Murió en paz, en la paz de sus conventos, en olor de santidad: ni pólvora ni putas.

*

Por estas tierras, fue el primero. Ya se sabe: aquí no hubo oro, ni plata, ni scibdades d’encantamento como las que vio Bernal Díaz. La desmesura sidérea no recarga galeones. Ni deja una Sor Juana ni un Inca Garcilaso.

Sus versos son endebles, pero los amo.

Tiempo después, varones de ciudad, letrados, jugaron a ser gauchos,  y en su nombre escribieron creyendo impávidos revelar su esencia y estilo.

Tiempo después, varones de ciudad, letrados, jugaron a ser compadritos de arrabal, y en su nombre escribieron, complicando un lunfardo que el pobre orillero quizás no entendería.

Yo miro más atrás y me detengo ante Don Luis, enredado en espejos bifurcantes y homonimias, que confundió una aldea con la grande Babilonia, de un arroyo hizo un Éufrates, y puso cercas a su jerga de criollos, para jugar a ser otro, Don Luis, el otro-otro, el Grande.

 

Imagen: detalle de Cristo, de la  Via Sacra de Congonhas; de O Aleijadinho.

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Gabriela Estrella 02/18/2013 21:10

Estimado Mtro. Sánchez Sottosanto:

Le escribo desde la Ciudad de México, pues estamos interesados en incluir su versión del poema "Recogimiento", de Charles Baudelaire en una antología de poesía universal a publicarse este año.
¿Sería tan amable de informarme el proceso para obtener su autorización?
De antemano, muchas gracias.

Juan Carlos Sánchez Sottosanto 02/18/2013 21:57



Estimada: dado que este blog es abierto y libre de copyrght, siéntanse libres de usar la versión sin impedimento legal alguno, salvo la honestidad de mencionar al traductor, i.e., Juan C. Sánchez
Sottosanto, y si lo desean, la fuente de donde sacaron la versión, el presente blog. Cualquier consulta puede hacerlo vía email a Contacto, en este mismo blog. ¡Muchas gracias! 



arquilocodeparos 01/08/2013 23:43

Sorprendido por tanta excelencia, muy buen poema. Me trajo a la memoria miradas como las de Pound hacia los trovadores y cosas así. Y qué aire. Saludos.

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas