Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 enero 2010 2 19 /01 /enero /2010 00:06

 



mito_carro_al.jpg



I

 

las tenues treguas para burlar el tiempo

el tenue tiempo en que fuimos burlados

el tiempo devorando al ser amado

el amado atenuándose en el tiempo

 

y no ser solamente las palabras

jugadas conjugadas repetidas

si no herida sobre herida tenue vida

himen roto otra vez para que abras

 

manantiales de sangre renovada

o coágulos de noche estremecida

treguas para aplazar la adormecida

 

silente pleamar de los gemidos

oh silente gemido de alborada

cuando el tiempo no aplace nuestro olvido-

 

II

 

Las rosas muertas recojamos, Fedro,

porque no las pisoteen los corceles,

el bruno, oscuro, el de la carne, o el albo

que aún siendo espíritu, desbocado, mece

 

sobre pecíolos y sobre yertos sépalos.

Para sabernos, para decirnos, Fedro,

la propia muerte, la corola deje

caer sus pétalos ambarinos, muertos

 

el androceo y el aroma súbito.

Ante la noche tan perpleja, sean

a los corpúsculos de la tierra vueltas.

Y entre mis dedos te sabré, mi Fedro,

 

en otras noches, en el rito absurdo,

mis manos turbias removiendo tierra.-

  

III

 

Ya no los cuerpos ni los rostros, Fedro.

Ya ni siquiera párpados, pupilas,

estomas en tu piel, roces oscuros,

como en penumbras hacia un muro, hiedra.

 

Qué le sucede a este cuerpo mío

que se suburba de sí mismo, y sueña

y ya no llora el terroso llanto

que greda humecta, que la piel penetra.

 

Estar tan solo y tú estar tan lejos.

Casi suburbio de ti mismo, huido,

ningún eclipse para aunar las sombras,

Fedro dormido y yo no despierto.

 

Hacia los rostros del ayer corriendo

y en pura inercia en el ayer yaciendo

(ningún eclipse para aunar las sombras,

Fedro dormido y yo no despierto)-

 

IV

 

No pude a Cipris entonar mi canto,

apenas Eros, hijo del Erebo

y de la Noche primigenia, supo

un vago eco de mi melopea.

 

Eros oscuro que no hurtó de Apolo

la lumbre pura, especular, ni supo

de las fragancias de Adonis breve,

el flanco herido y el aliento muerto.

 

Eros nocturno y disuelto, Fedro,

como en propíleos bajo luna nueva,

el torso blanco de los dioses mudos,

calcáreo el tuyo, fragmentado al Céfiro.

 

Arrastren vientos diluida estancia:

tras tu tersura hube de aposentos.

Eros retorne a su madre Noche.

Y Apolo incólume, como no existiendo.-

 

V

 

Oh ciervo herido abrevando en fuente,

insapiente de ti, mientras la fuente

abreva en ti, y en el agua láctea

constelaciones sacras y concéntricas

 

o espiraladas forma con tu sangre,

que gota a gota, insensible, brota,

a una diadema de infinitos astros.

Oh ciervo herido abrevando en fuente,

 

mirando hacia el crepúsculo, crepúsculo

tú mismo, de ti van despidiéndose

tus ojos somnolientos, tu piel tersa,

que macilentos ya, bajo tus párpados

 

cerrándose, cerrados, se han borrado.

Oh Fedro, crudamente me otorgaron

la casi omnipotencia de esta tarde,

pero ignoro ya quién eres: si los párpados,

 

si la piel, si la herida, si la sangre,

si la fuente de agua en la que abrevas,

si la fuente que te abreva y tarda

en abismarte gota sobre gota,

 

o si eres la ceniza de esta tarde,

y mansamente también yo estoy bebiendo

la noche avalanzada hacia los ángulos,

reflejo de reflejos, muerto, muertos:

 

sólo el silencio pinta su paisaje.   


 2004

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Poesías
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas