Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 julio 2009 5 24 /07 /julio /2009 02:59


Herc Myrtho

 

Je pense à toi, Myrtho, divine enchanteresse,

Au Pausilippe altier, de mille feux brillant,

A ton front inondé des clartés d'Orient,

Aux raisins noirs mêlés avec l'or de ta tresse.

 

C'est dans ta coupe aussi que j'avais bu l'ivresse,

Et dans l'éclair furtif de ton oeil souriant,

Quand aux pieds d'Iacchus on me voyait priant,

Car la Muse m'a fait l'un des fils de la Grèce.

 

Je sais pourquoi là-bas le volcan s'est rouvert....

C'est qu'hier tu l'avais touché d'un pied agile,

Et de cendres soudain l'horizon s'est couvert.

 

Depuis qu'un duc normand brisa tes dieux d'argile,

Toujours, sous les rameaux du laurier de Virgile,

Le pâle hortensia s'unit au myrte vert!

 

 

Myrtho [i]

 

Yo pienso en ti, oh Myrtho, [ii] encantatriz [iii] divina,

Del Posillipo [iv] altivo, en miríadas de fuegos,

En tu frente inundada de auras del Oriente,

En tu áurea cabellera con sus racimos negros.

 

En tu cáliz también la embriaguez he bebido,

Y la lumbre furtiva de tu mirar risueño,

Cuando a los pies de Iakjos [v] danzando se me viera,

Porque la Musa hijo de la Grecia me hizo.

 

Sé bien porqué de nuevo el volcán se ha reencendido… [vi]

Fue porque ayer tu pie ligero lo ha tocado,

Y sus cenizas, súbito, horizontes cubrieron.

 

Desde que un dux normando [vii]  rompió tu dios de arcilla,

Por siempre, bajo ramos del laurel de Virgilio, [viii]

¡La pálida hortensia se une al verde mirto! [ix]

 



 

[i] Primera publicación en L’ Artiste, 15 de febrero de 1854.

 

[ii] Ignoro el porqué de la th. En griego no lleva theta (μύρτος); en latín, myrtus. En la mitología helénica, el mirto está cargado de significaciones: junto con la rosa y el manzano, está consagrado a Afrodita, pero también a Deméter (Artemidoro, Onirocrítica, I, 77); según Pausanias, está  relacionado con el mito de Adonis y el santuario de Élis. Más interesante para este poema: era uno de los atributos de Iakjos (Dionisio, ver infra), según Aristófanes, Las Ranas, 330 ss. Píndaro (Ístmicas, IV) lo relaciona con el héroe tebano Iolao y las fiestas en su honor. Virgilio vuelve a aliarlo con Venus (Églogas, VI, 61 ss); Murcia, sobrenombre de Venus, significa “la que lleva el mirto”.

Existen también personajes menores de la mitología griega con este nombre.

Cualquier identificación de Myrtho con algún personaje de la vida de Nerval (suele recurrirse siempre a Jenny Colon) es siempre conjetural o reduccionista.

 

[iii] Uso este arcaísmo, que no figura en el DRAE, pero que creo brinda inmediatez con el original francés.

 

[iv] Véase nota 9. El Posillipo halla aquí su relación con Virgilio, como hemos visto.

 

[v] Por lo general castellanizado como Yaco, translitero del griego Ιακχος. Es uno de los tantos epítetos de Dionisio, en este caso el usado en los misterios eleusinos como hijo de Zeus y Deméter (recordar cuántas variantes tiene la filiación de este dios), en una versión ctónica de la deidad. Se lo usaba como grito y vocativo. En los ritos órficos parece referirse a un avatar de la deidad. Dos pasajes clásicos sobre Iakjos se dan en Aristófanes, Las Ranas, y en los cantos menádicos de Eurípides, Las Bacantes.

Se ha querido ver en este verso un perturbador juego fonético por parte de Nerval con el nombre de Jesús…, juego que no encuentro ni en francés (Iacchus = Jésus ¿?) ni en griego (Iakjos, Iesoús) ni con el original hebreo (Yehswah).

 

[vi] En este contexto, evidentemente el Vesubio, destructor de Pompeya y Herculano. Nerval, de regreso de Constantinopla, vio en Nápoles la erupción del Vesubio producida entre el 19 y 20 de 1843.

 

[vii] Quizás Roger de Hauteville (1031-1101), Ruggero I de Sicilia. Duque normando, uno de los principales conquistadores de la Italia medieval, donde llegó a ser conde de Calabria (por herencia) y de Sicilia (por la toma de Palermo). O más probablemente su hijo, Ruggero II (1095-1154), que llegó a ser uno de los soberanos más importantes de Europa tras someter a casi toda Italia, Nápoles incluida (en 1139). Por disposición papal, cambió el título de conde de Sicilia por el de rey (de Sicilia y Apulia). Participó en las Cruzadas.

 

[viii] Recordar que en Posillipo se encuentra la supuesta tumba de Virgilio. Petrarca sembró allí un laurel en su honor. Desde la “profecía mesiánica” de la Égloga IV y, sobre todo, desde el papel que juega en la Commedia dantesca, Virgilio es el puente entre el paganismo y el cristianismo.

 

[ix] Mientras que el mirto (ver nota 21) y el laurel, atributo de Apolo (poesía, adivinación, glorificación) y del signo de Aries, poseen larga tradición clásica, la hortensia (asiática y sudamericana) tardó en implantarse en Europa y aún más en ser apreciada. Así, su “palidez” podría significar la decadencia de los tiempos nuevos en relación a las glorias paganas y paleocristianas. ulano. Nerval, de regreso de Constantinopla, vio en Nápoles la erupción del Vesubio producida entre el 19 y 20

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Traducciones propias
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas