Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 julio 2009 3 22 /07 /julio /2009 19:32

    Mallarmé, por Edouard Manet        



El
Cántico de san Juan o, como a veces ha sido vertido al español, Cántico del Bautista, fue publicado póstumamente, y su manuscrito recién apareció en 1898, poco después del fallecimiento del poeta. El primero que lo tuvo en sus manos fue Paul Valery, quien lo comentó con André Gide. Después aparecieron manuscritos previos, con múltiples variantes, que dan cuenta del maníaco trabajo de burilado de la palabra al que Mallarmé sometía sus textos. De hecho, es probable que la idea original surgiera varias décadas atrás y que el canto fuese preparado como epílogo para otra obra, que Mallarmé laboró y refundió por años: Herodiade, primero una obra teatral en tres actos (jamás concretada), después un poema dialogado, del que solo resta una escena.

            La decapitación de Juan el Bautista, presente en los Evangelios y en la obra de Flavio Josefo, fue una rara obsesión del siglo XIX, en especial entre los simbolistas. Muestra de esto, las pinturas de Gustave Moreau y Puvis de Chavannes, las ilustraciones de Aubrey Beardsley o el drama Salomé de Oscar Wilde, el cuento Herodias de Flaubert y el ballet homónimo de Jules Massenet. La enigmática historia daba para lecturas varias, incluida la morbosa y la sexual.

           En el poema de Mallarmé, la preocupación parece ser una reminiscencia de una temática favorita de Edgar Allan Poe: el lapsus entre el momento de la muerte física y el paso al más allá. Las siete estrofas del cántico parecen seguir un esquema predeterminado: el sol como símbolo del propio Juan, su cenit y decapitación (estrofa 1); la decapitación en sí (2); elevación y triunfo de la cabeza degollada (3); ruptura con el cuerpo físico (4); mirada descensiva, desde el cielo hacia el mundo sensible (5); detención del vuelo, ¿en espera de Cristo? (6); espera del encuentro con el Principio Divino (7).

            En cuanto a la traducción, volver a decir cuánto cuesta Mallarmé es foguear un lugar común. Valga como humorada que, si uno se detuviera ante la imposibilidad o se tomara los recaudos del autor, se debería tardar unos treinta años en trasladar estos versos y dejarlos listos sólo para nuestro funeral.

            En el original, la rima es consonante en pareados; aquí, es asonante; la estrofa sigue una métrica impuesta por el poeta Banville (8, 8, 8, 4), que no hemos respetado. Francamente, el “arte menor” me es un problema “mayor” en el arte translaticio.

 

Cantique de Saint Jean


Le soleil que sa halte
Surnaturelle exalte
Aussitôt redescend
    Incandescent

Je sens comme aux vertêbres
S’éployer des ténébres
Toutes dans un frisson
    A l’unisson

Et ma tête surgie
Solitaire vigie
Dans les vols triomphaux
    De cette faux

Comme rupture franche
Plutôt refoule ou tranche
Les anciens désaccords
    Avec le corps

Qu’elle de jeûnes ivre
S’opiniâtre à suivre
En quelque bond hagard
    Son pur regard

Là-haut où la froidure
Eternelle n’endure
Que vous le surpassiez
    Tous ô glaciers

Mais selon un baptême
Illuminée au même
Principe qui m’élut
    Penche un salut.

 
 

 

Cántico de San Juan

   

El sol que su parada

Sobrenatural exalta

Pronto desciende

            Incandescente

 

Siento cómo en las vértebras

Se despliegan las tinieblas

Todas en un espasmo

            En un lapso

 

Y mi cabeza surgida

Solitaria vigía

En el vuelo triunfal

            Del puñal

 

Como ruptura franca

Pronto rechaza o zanja

Los antiguos desacuerdos

            Con el cuerpo

 

Emborrachada de ayunos

Se empecina en el rumbo

En un salto extraviada

            Su mirada

 

Donde el frío allá arriba

Eterno no sufriría

Que la aventajasen

            Los glaciares

 

Pero según un bautismo

Alumbrado por sí mismo

Principio que me eligió

            Pende una salvación

 



Imágenes: de Gustave Moreau y Puvis de Chavannes 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juan Carlos Sánchez Sottosanto - en Traducciones propias
Comenta este artículo

Comentarios

clau... 10/20/2010 21:22


qué genio atrevido tenés juani!!! y ésta osadia tan natural en vos siempre te llevan a buen puerto, me encanta tu versión. No soy fan de Stephane por la sencilla razón que siempre lo consideré un
tanto riguroso en sus líricas y algo retorcido en el manejo de simbolismos un plomo en resumen!!!, tu vision me satisfizo ampliamente...Mallarmé es el cuco del traductor normal...no muchos se le
atreven por todo lo que vengo de detallar y aún mas. Qué atrevido...sigo pensando, y conociendo los detalles de ésta concepción agrego...SUERTE DE DEBUTANTE...jejejejej.


Presentación

  • : El blog de Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • : Un blog para poesías propias, traducciones y ensayos
  • Contacto

Perfil

  • Juan Carlos Sánchez Sottosanto
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional.
Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".
  • Escritor. Licenciado en Humanidades y Ciencias Sociales UNQuilmes. Bibliotecario Profesional. Escribió para la revista literaria Oliverio, y ha colaborado en medios gráficos de Argentina, Puerto Rico y España. Autor de la novela "Francisco".

Páginas